Hay un momento en la vida útil de un coche, donde las señales que nos indican que debemos cambiar de coche son evidentes. Cuando pasa más tiempo en el taller que fuera de él o cuando le cuesta arrancar o también cuando durante el tiempo de uso tiene ruidos en el motor raros o por el tubo de escape sale humo negro. Estas son señales claras para saber cuándo debemos cambiar de coche.

Hablar de estadísticas que nos indiquen cuándo debemos cambiar de coches sería algo casi imposible, pues cada marca, modelo y por supuesto cada vehículo es un mundo. Además, en muchas ocasiones también influye la posibilidad del dueño del coche para cambiarlo antes o después. Cuando al vehículo se le realiza un mantenimiento asiduo para prevenir cualquier fallo o corregir los que tuviera. Junto con el buen uso de este y una correcta forma de conducción, seguro que la vida útil se alarga.

Cambiar de coche: Nuevo o Segunda ManoAl cambiar de coche: ¿Coche nuevo o coche de ocasión, KM0 o de segunda mano?

Cuando estamos haciéndonos la pregunta anterior de ¿cuándo cambiar de coche? Se nos viene a la cabeza sin ninguna duda la que queremos dar respuesta en este apartado. Me decanto por un coche nuevo o acudo a un concesionario de segunda mano y ojeo las ofertas y oportunidades en este tipo de vehículos.

Aquí la respuesta es más fácil pues va a depender principalmente de lo que te quieras gastar y de el coche que tengas en mente comprar. Si necesitas sólo cubrir la necesidad de desplazamiento y no te importa la marca o el modelo, decidirte por un coche de ocasión en buen estado, con pocos kilómetros y con una fecha de matriculación cercana, seguro que estás haciendo lo correcto. Además de que te ahorras unos miles de euros, tienes mucho para elegir y en un solo concesionario.

Razones para cambiarse de coche

Razones para cambiarse de cocheEn el primer punto os explicábamos por encima algunas de las razones para cambiar de coche, ahora queremos explicar más en profundidad algunas. Para tener en cuenta posibles situaciones derivadas de problemas que nos puede dar un coche que pide ser sustituido.

La primera razón: si llevamos un tiempo luchando por diferentes averías del coche, pasa mucho por el taller o tiene una avería algo seria, quizá el coste de reparación sea elevado y no te compense seguir invirtiendo en un saco sin fondo. Puede ser la hora de cambiar de coche.

La segunda tiene que ver con la propia seguridad, ruidos en el motor, aumento de la temperatura o pérdida de líquidos además de otros problemas como que la dirección vibre o hay diferentes anomalías en la dirección, pueden indicar que piezas clave del vehículo están fallando, si lo dejamos pasar, nuestra seguridad puede verse afectada.

La tercera razón también tiene que ver con la seguridad y es que no siempre debemos fijarnos en problemas mecánicos, que la carrocería tenga óxido u otros problemas puede pasarnos factura. Una carrocería en mal estado podría derivar a que en un posible accidente no soporte el impacto como debería.

La cuarta y última viene dada por el color del humo que sale del tubo de escape, cuando nos encontramos frente a un humo negro, nos puede indicar un mal estado del motor e incluso de otras partes mecánicas y la avería puede salirnos cara.

Si tu vehículo te está dando alguna de estas señales o razones, debes plantearte cambiar de coche y recuerda que adquirir un coche de segunda mano es una buena opción para cubrir tus necesidades.

Puedes echar un vistazo a nuestros coches de segunda mano en Pego.